Sexo tántrico

Ya hace tiempo que en Occidente se oye hablar de sexo tántrico. Algunos creen, por desconocimiento, que se trata de una práctica espiritual que no tiene que ver son el sexo. Imágenes que en Occidente nos resultan extrañas y despiertan curiosidad hasta el punto de que algunos se pregunten si eso es realmente sexo. Pues si, lo es, y muy placentero.

El sexo tántrico se basa en la sensibilidad, en los sentidos. En una relación al estilo tradicional cuesta pararse a pensar en que el olfato está jugando su papel en ese momento pero en una relación tántrica, los cinco sentidos se conjugan para dar placer. Por este motivo no es fácil aprenderlo, conseguir desarrollar esta habilidad puede llevar meses de preparación. Conlleva, además, una parte espiritual pero no nos confundamos, porque una relación tántrica no es momento de rezar. Hablamos de espiritualidad en un sentido oriental,  muy diferente de los moldes de nuestra educación. Mas adelante explicaré mejor esto pero se puede decir que los que practican yoga llevan la mitad de los deberes hechos.

En primer lugar necesitaremos una pareja que, al ser posible, ya lo domine o bien que comprenda que lleva su tiempo aprender a estimular los cinco sentidos y algo mas. A veces la parte mas difícil es precisamente encontrar a esa persona y a veces puede ser tu propia pareja, todo depende de la predisposición de cada uno.

¿Por qué es diferente el sexo tántrico?

Teniendo en cuenta que el sexo tántrico se basa en la estimulación de los sentidos, debemos entender que se trata de relaciones sin prisas. Se trata de poner el chip en que cada instante, cada caricia son para conseguir amplificar la sensacion de placer por lo que la penetración no es tan importante como la concentración.

Hay factores importantes para conseguirlo:

  • Preparación del ambiente. Lo ideal es una media luz cálida, que la habitación esté a una temperatura agradable, un olor suave, una barrita de incienso es apropiada.
  • Concentración en el momento presente. Aquí y ahora son la clave, ningún otro pensamiento debe cruzarse en nuestra mente en esos momentos. Una respiración yóguica es ideal para conseguirlo. Si la pareja logra sincronizar su ritmo respiratorio es la situación ideal.
  • Aceptación. No es momento de pensar en si estamos mas gorditos o nos salieron estrías. Concentrémonos en aceptar nuestro cuerpo y el de nuestro acompañante.
  • Atención. Fuera preocupaciones, la mente solo debe concentrarse en lo que el cuerpo siente, nada mas.

A esto me refería con espiritualidad mas arriba, como veis es un concepto, en teoría,  mucho mas sencillo de lo que puede parecer y en la práctica, difícil de conseguir., aún mas difícil para dos a la vez. Por esto conseguir una relación sexual tántrica no es fácil en una primera vez.

¿Puede un hombre conseguir ser multiorgásmico con el sexo tántrico?

La respuesta es si y posiblemente sea la única forma de conseguirlo. En la próxima entrega te explicamos cómo. nadie dijo que fuera fácil pero tampoco imposible

Si quieres dejar alguna pregunta o sugerencia la tendremos en cuenta para próximas publicaciones.